Odontología digital: conoce sus beneficios y los usos de librerías

La era digital ha venido para quedarse, tanto es así, que cada vez son más los trabajos que se realizan siguiendo esta metodología, y proporcionándonos a los odontólogos una mayor facilidad para optimizar los tratamientos y el tiempo empleado en ellos, así como trabajar de una forma más guiada y predecible.

El uso de la odontología digital se ha extendido en todos los ámbitos que esta profesión conlleva, desde la ortodoncia (férulas guiadas digitalmente), la estética dental (con diseños de sonrisa, wax-up, carillas digitalmente guiadas, etc.), la prótesis (fija sobre diente natural o implantes, y removible) y la cirugía (tanto guiada como navegada) entre otros tratamientos.

La digitalización ofrece numerosas ventajas frente a los protocolos analógicos, entre las que podríamos destacar la precisión en el ajuste de nuestros trabajos, la rapidez y eficiencia, tanto de comunicación con nuestro laboratorio como de finalización de nuestros trabajos o la predictibilidad de estos. Sabiendo de antemano qué vamos a recibir en la consulta y si el diseño es satisfactorio, incluso tener la capacidad de reproducirlo cuantas veces queramos. Era impensable, no hace mucho tiempo, fabricar dos veces la misma pieza dental de manera exacta, y ahora no sólo somos capaces de eso, sino también de copiar el diente contralateral y duplicarlo de manera idéntica consiguiendo grandes resultados estéticos.

Pero, como toda disciplina, necesita de un aprendizaje y un cambio de mentalidad del odontólogo, siendo fundamental una base analógica para entender de forma más clara la equivalencia digital. Por ejemplo, para realizar una prótesis sobre implante de forma analógica, se necesitaría el transfer o coping de impresión, que traducido a la terminología digital lo denominaremos Scan Abutment o ScanBody (cuerpo de escaneado). Cada ScanBody (específico para un tipo de implante determinado) lleva asociado una librería digital(cada marca comercial tiene la suya)que da acceso a las distintas soluciones protésicas soportadas para ese implante, perfectamente interrelacionados tridimensionalmente (ejes x, y, z).

En los orígenes de la odontología digital, una de las grandes desventajas era sin duda el gran desembolso económico que había que realizar, ya que cada casa comercial vendía sus Scan Abutments y su librería tanto al clínico como a su laboratorio, y estos se restringían a trabajar con una o dos marcas de implantes para no aumentar en demasía el coste, limitando así la oferta de soluciones a diferentes problemas.

Pero con el paso del tiempo, empresas como IPD, dieron solución a estos inconvenientes, no solo proporcionando unos Scanbodies compatibles con la mayoría de las marcas de implantes, sino también con una gran calidad en su fabricación. Asegurando, por ejemplo, tolerancias de fabricación de 5 micras, lo que nos garantiza la precisión necesaria para que el trabajo se realice correctamente. Para completar el flujo digital necesario, IPD nos facilita (sin coste) una amplia oferta de librerias, que nos permiten conseguir múltiples soluciones sin necesidad de tener muchas herramientas en stock.

Desde un punto de vista práctico la solución digital se puede dividir en 3 partes fundamentalmente: SCANBODY + SOLUCION PROTÉSICA + ANÁLOGO DIGITAL.

Existen muchos tipos de scanbodies (peek, peek con base de metal, completamente de metal, rotatorio o antirotatorio, etc.) que elegiremos en función de nuestros requerimientos y que llevarán asociadas sus propias librerias. La opción de sacanbodies con una base en Titanio nos facilita chequear radiológicamente el cierre de este con el implante, así como su durabilidad como componente de uso diario mientras la parte superior en PEEK nos ayuda a una mejor lectura con el Scaner evitando brillos o sobredimensionados.

Actualmente no son muchas las casas comerciales que ofrecen interfasescon un perfil de emergencia por encima de 1 mm, y como ya se sabe por los estudios de Linkevicius T. y Cols, 2009 y Galindo-Moreno y Cols, 2014 entre otros, es fundamental mantener la conexión protésica lo más alejada posible de la cabeza del implante, viéndose una pérdida significativamente superior de hueso a nivel de la cresta en implantes restaurados con pilares cortos (<2mm) en comparación a cuando se colocaban pilares >2mm.

Es importante la opción de poder elegir diferentes perfiles de emergencia llegando hasta los 3,5 mm de altura y así poder cubrir las necesidad que requiera cada trabajo a nivel de encía.

IPD no solo ha encontrado respuesta para este tipo de casos si no que para las restauraciones vía interfase las han diseñado para ofrecer una altura de cementación de hasta 8 mm, permitiendo ser cortadas fácilmente a distintos niveles, a través de una pieza guía que el técnico puede escoger según le convenga e incluso habilitar una ventana para modiciar la emergencia del canal de entrada para el tornillo protésico.

  

Productos relacionados